Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

Pérdida (encuentro breve, muy breve con Leila Guerriero)

Imagen
Una tilde o su ausencia y cambia el significado, perdida o pérdida. Hay algo de las dos palabras que encuentran encaje en esta realidad. Necesito escribir, aunque no sirva de mucho, aunque se desestime, aunque no sea práctico, aunque sea un acto meramente individual de despeje, de vuelo de ideas, de un simple dejar fluir.
Leí muy temprano a Leila Guerriero y su verbo perder, ubicado en un texto prodigioso, porque  a mí los textos de Leila me parecen así, exultantes, agraciados en significado, pletóricos en metáforas, sopesan mi fuero interno, me estimulan todos los sentidos y en ocasiones me enardecen. Sus palabras juegan con mi vista y por momentos me confunden, cosquillean en mi oído cuando escucho sus pasos en las líneas que prodiga, desbordan en mi boca, porque sus ideas aguijonean mi lengua, reposan en mi nariz porque en casos extremos, a través de sus escritos, me llega la pestilencia que el mundo arroja cada segundo que vivo o por el contrario disfruto el suave aroma que una her…