Entradas

Mostrando entradas de 2015

Disposición

Imagen
Imagen: Strenght - Tommy Ingber

Estar dispuesto es observación y atención, que llevadas de la mano por una acción que se encamina a un compromiso con algo o con alguien, trae como frutos un resultado que se anhela de manera muy sentida. Tener disposición es estar prestos al movimiento no solo de traslados físicos sino también a la renovación de esquemas mentales o de paradigmas ya suficientemente consumidos. No es tarea fácil, porque puede tentar la procrastinación como hábito incesante o el descuido flagrante al no prestar la mirada detenida y suficiente ante los detalles que se presentan ante nuestros sentidos, detalles que fungen como señal de alerta que previenen ante desviaciones importantes en el camino trazado.
Finaliza en unos días un nuevo periodo de doce meses, verdad pueril dictada por el calendario de turno, porque en su avance, el tiempo continúa impenitente y en mi sentir particular, va raudo, veloz, despeinando certezas y tambaleando precisiones. No es el mismo espacio d…

Mirar a las víctimas...

Imagen
No sé, es así, llevo semanas con ideas raudas en la cabeza, eso no es extraño en mi caso a decir verdad, el punto está que tratando de atraparlas o como una manera de fijarlas dentro de mi ser pensante, recurro a una libreta de anotaciones o a un papel cualquiera que tenga a la mano, para dejarlas allí hasta que un repaso me permita nuevamente reconstruir argumentos coherentes o al menos que tengan un significado.

Extrañamente no he podido hacerlo, las ideas pasan, me miran, se sonríen, dan vueltas, se exponen, algunas son francamente hermosas, con las palabras en su justa expresión, otras son grandilocuentes, ampulosas o en contrapartida, son tímidas, humildes, hasta recelosas, sin embargo, las dejo ir y me someto al designio de un retorno imprevisto o de un reencuentro oportuno a alguna circunstancia.

Hoy es un día de esos donde busco reencuentros, coincidencias y siento que es un esfuerzo importante el que me embarga. En estas últimas semanas he leído mucho, sin descanso, como en una…

El golpe

Imagen
Imagen: Distorsión
                                                                                                                                        Andre Kertesz

I
Siento el golpe y me quiebro todo es instantáneo, súbito corro presurosa, alguien se adelanta quiere ayudar igualmente el apoyo es nervioso, grita todo es gestualidad. ¿Qué puedo hacer? Arropa el silencio
II
Empieza el día en la cocina llega una sombra pregunta, indaga, suena incoherente no lo noto, error monumental solo el golpe la puerta resuella el piso como dura realidad
III
Lo miro y todo en su vista es abismo el espasmo es la respuesta el grito se ahoga en mi interior busco escapar y no es posible salir ¿cómo huir?...imposible, atrapada en el abismo espero la luz, el sosiego.
IV
Con cada golpe algo se rompe, se fractura la inquieta vigilia estremece envía guiños, desafía señales conjuga ansiedades

Escribir para comprender – Picaduras (II)

Imagen
Imagen: Irene Lessmann
Hanna Arendt una renombrada pensadora del siglo XX, indicó en alguna oportunidad que escribía para comprender, particularmente acompaño esta afirmación porque verter en una hoja en blanco ideas y pensamientos que vuelan raudos en la cabeza, ayuda mucho en la tarea de organizarlos y darles un significado para explicar alguna situación determinada.
Me hago esta pregunta de nuevo…¿Qué nos está pasando? ¿Por qué llegamos como país a lo que tenemos en la actualidad? Siento hasta fastidio propio al convertirme en un ser recursivo, dándole vueltas una y otra vez a las mismas preguntas, sin embargo, ¿qué otra cosa puedo hacer en este ejercicio de administrar toda esta incongruente realidad? Escribir en estos momentos aciagos que vive el país, es un escape y al mismo tiempo un testimonio, huella escrita que pretende de forma muy humilde ofrecer rastros acerca de una realidad que el poder político desvirtúa y además condena al peor de los ostracismos cuando increpa de  mane…

Una ráfaga de viento

Imagen
Consideración preliminar.- 
He tenido la magnífica oportunidad de reunirme después de mucho tiempo, con varias de mis compañeras de la etapa del colegio. Debo aclarar que mis padres no eran muy afines a cambios y saltos en mi educación (a lo mejor la época se prestaba para ello) por lo que solo conocí una  institución educativa para las  etapas de mi formación en preescolar, primaria y bachillerato. El colegio era manejado por religiosas que nos abrigaban en la fé católica. Esta circunstancia me permitió compartir con algunas chicas desde mi más tierna infancia hasta graduarme de bachiller y en esos límites también conocí a muchas otras que se agregaron en algunos de los niveles de formación allí comprendidos o que por otros motivos no culminaron en el colegio y que a pesar de ello albergaron recuerdos y añoranzas mientras coincidimos en ese espacio educativo.
¿Por qué hago esta consideración previa? Porque la lectura que motiva esta reflexión tiene como base una de estas reuniones con …

Peligro (I)

Imagen
Imagen: Cristina García Rodero
Hay gente peligrosa  …no tanto el asesino, no tanto el ladrón, no tanto el hampón de cuello blanco, no tanto el opresor, ese peligro se devela en la urgencia de la circunstancia. Siento que hay también otra clase de gente peligrosa, un tipo de peligro que intuyo, que presiento y es posible que sea una arrogancia mía, una petulancia, pero lo reconozco no como un hecho de videncia porque en ocasiones me lleva tiempo percibirlo, pero sí como una oleada de emociones que confunden y que llevan a la incertidumbre. En la mirada y en los gestos está todo, en el código escrito el sello.  ¿Qué peligro es ese entonces? ¿Cómo se humaniza? Es aquél que brota en tu interior  porque compromete tus sentidos, tus expectativas, tus aspiraciones, tu diaria convivencia, tu integridad emocional. 
Puedo explicar uno a uno como una forma de solventar y aclarar esta aprensión interna que sobrecoge, que intimida, que repliega, pero no será el motivo de este post, lo pospongo, es a…