Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Las palabras

Imagen
Las palabras llegan y se siente en el medio. Repentinamente entró en un túnel muy oscuro, buscó una luz que le orientara pero sólo sentía como los símbolos la aguijoneaban, en cierta forma de manera desorientada y brusca. Quiso encontrar aquellas que le dieran sosiego, pero sólo encontraba significados de tristeza y decepción.
En un instante se percata que está en el ojo de la tormenta, que simplemente debe estar quieta y esperar que pase. Continuaba el estallido entremezclado, confuso, disperso, sin sentido. Internamente experimentó un desespero, los símbolos comenzaron a agruparse y golpeaban con más fuerza, soldados disparando sin control, proyectiles cuya misión principal era jugar negativamente con los sentimientos.

Pidió paciencia, en lo más recóndito de su ser la solicitó. Sucumbió y trató de defenderse, atacó, envió al espacio algunas palabras que trataran de explicar pero sólo lograba más confusión, enredo, maraña. ¿En qué momento se perdió la serenidad?

Al final no fue escuchad…

El "locus de control interno"

Imagen
Recuerdo con gracia este término, debido a que en una reunión social, se me ocurrió lanzarlo en medio de una conversación y sin querer entrar en aquello de si has leído ó no sobre el tema, es lógico que te tome por sorpresa y hasta pueda asumirse como algo cercano a los confines de la locura.

"Logro e internalidad van juntos" así lo señala de manera enfática el profesor Oswaldo Romero G. (1), y es en esa "internalidad" donde deseo detenerme un poco. Me apasiona todo esto de la motivación y la que está orientada "al logro" mucho más. Analicemos con detenimiento el discurso de nuestros gobernantes y tendremos con gran precisión un concepto opuesto a lo que significa ser un "logrero con alta internalidad", por algo todos nuestros males actuales son producto de 40 años de democracia corrupta (per secula seculorum), los problemas en nuestros servicios básicos son consecuencia de un personaje muy travieso llamado "El Niño" y aquí siempre est…

¿Cómo revertir tanto odio?

Imagen
Lo sucedido recientemente a la familia de Valentina Quintero coloca en el tapete una situación que sistemáticamente se está instaurando en el pais: la anarquía, el desorden y el poco respeto a nuestros semejantes, y lo digo más allá de posiciones políticas. Este discurso de confrontación constante, divisionista y alienante nos ha llevado a un despeñadero de violencia que pareciera no tener fin, para un ejemplo las cifras semanales de caídos a manos del hampa. El caso de los Quintero es una pequeña muestra de lo que sucede en el pais entero, una geografía generosa en paisajes naturales y que hasta hace poquito estaba habitada en su gran mayoría por gente pacífica y luchadora. ¿Qué será de todos aquellos venezolanos en el anonimato que igualmente están pasando por circunstancias similares y no tienen la ventaja de contar con apoyo mediático?
¿Qué pensar de homenajes realizados por este gobierno a personajes de dudosa reputación y que en nuestras mentes son sinónimo de violencia y con una…