Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

Con la maravilla presente

Imagen
Me encanta la maravilla, estoy convencida que siempre debe estar presente en nuestras vidas. La sensación de asombro y admiración no deben descuidarse, todo lo contrario, es necesario renovarlos, cultivarlos, de  tal manera que no perdamos esa conexión sensible con nuestro entorno. A lo mejor ese sentir puede ser un apego a la humildad, al agradecimiento, al reconocimiento de la grandeza del otro. 
La maravilla puede ser mágica, si se internaliza de manera positiva. Enriquece el fuero interno, amplía nuestra visión de mundo, obliga a explorar nuevas sensaciones con la intención de comprender lo que nos sucede ante ciertos estímulos.
Lynda Carter es la actriz que encabeza esta entrada, saboreó las mieles del  éxito al interpretar un personaje  que tenía mucho que ver con el prototipo de una heroína dispuesta a defender la justicia y la paz con la finalidad de mantener el orden establecido, y me pregunto ...¿cuál es ese orden? Podría tener muchas interpretaciones dependiendo del ámbito do…

Hablando de patria ...

Imagen
"La patria no son las banderas ni los himnos, ni los discursos apodípticos sobre los héroes emblemáticos, sino un puñado de lugares y personas que pueblan nuestros recuerdos y los tiñen de melancolía, la sensación cálida de que no importa donde estemos, existe un hogar al que podamos volver."
Mario Vargas Llosa Parte de su discurso al recibir el Premio Nóbel de Literatura 2010

El escritor peruano Mario Vargas Llosa, a pesar de que generó reacciones encontradas por su reciente galardón en el mundo de las letras, esto no le restó mérito alguno a una obra prolífica que es referencia dentro de la literatura hispanoamericana. En ocasión de recibir tan prestigioso premio, se vistió con el mejor traje de palabras que podría exhibir para una ocasión como ésta. Realmente, pese a quién pese, ofreció un discurso memorable, cargado de una emocionalidad transparente y lleno de esa tibieza familiar que regocija. Es por ello que extraje especialmente el párrafo que inicia este post y que vien…

Tener la llave adecuada

Imagen
Quiso introducir la llave en la cerradura pero la ranura le impedía el paso. Sintió que algo se interponía en el camino del instrumento metálico, una fuerza en contra rechazando el avance triunfal.  Estuvo unos minutos maniobrando, izquierda, derecha, con un empuje adicional tratando de vencer la resistencia, todo inútil. Súbitamente experimentó pánico al comprobar que de forma inmediata no podría acceder al sitio que desea, saca la llave de la rebelde abertura y la revisa cuidadosamente en caso de estar utilizando la equivocada. No, todo parece indicar que es la indicada, entonces ¿por qué no se acopla de manera perfecta al entrar en el resquicio de la cerradura? Deberá pedir ayuda, es así cómo empieza el inventario personal de aquello que es importante.
El ejercicio de vivir puede asemejarse a abrir puertas, en otras es asomarse a la ventana para otear el paisaje. ¿Estamos adentro? ...queremos salir. ¿Estamos afuera? ...deseamos que la entrada sea inminente, gloriosa. Según la persp…