Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010

Alumbramiento

Imagen
Alumbramiento. 2000


La contracara, el revés de la moneda ...el inicio del camino, la esperanza renovada con el llanto que se escucha después del esfuerzo agotador.

Recuerda la fecha cómo si fuera ayer, fué algo inesperado, el nuevo ser se aventuraba a entrar a este mundo con unas semanas de adelanto, todo empezó con toques suaves, ella no lo podía creer, susto, temor, expectación, alegría, todas las emociones entremezcladas.
El primogénito, el que gradúa, el que comienza a establecer conexiones con la realidad, "el cable a tierra" estaba por llegar. A pesar de dejarse sentir con sus avances espasmódicos, no tiene prisa, ¿dudas de último momento?... imposible, ya no hay retorno, todo el proceso es irreversible.

Siente de repente un golpe súbito en el "canal de la vida" y ya no puede controlar los deseos de sacar de su cuerpo esa carga filial que pareciera resistirse. Alrededor empiezan a correr ...es la hora.
Se ve horizontal, en un sitio de gran luminosidad, con una …

Cuando ya no esté

Imagen
Velorio 1998.

No me gusta el rito, no alcanzo a comprenderlo y por eso mismo me cuesta encontrarle sentido. Desde el mismo momento que tengo noticia de la partida, inmediatamente vienen a mi mente imágenes, escenas, espacios compartidos, conversaciones, detalles especiales. Si éstos provienen de la época de tu niñez, la emoción es contenida y sientes unas ganas enormes de volver en el tiempo hacia esos ratos de despreocupación, libres de responsabilidades apremiantes, donde todo era más simple ...¿menos complicado?

Es necesario vestirse adecuadamente para ir a un sitio que en nada asocias con los recuerdos del que ya no está, te miras en el espejo, simplemente sientes ese dolor interno, inexplicable, inconcluso, luego escurrirte entre un número de personas conocidas y desconocidas para llegar hasta los familiares más directos y dar tus condolencias, personas que por lo general tienes tiempo que no ves y que singularmente se reencuentran en tan tristes momentos.

No me gusta la exposic…

Invictus en todas partes....

Imagen
Francois Piennar capitán del equipo surafricano de rugby, recibe la Copa del Mundo de parte del presidente Nelson Mandela en 1995.


Invictus es la última película de Clint Eastwood que relata de manera muy suscinta todo lo que aconteció a nivel político y deportivo en el año 1995, durante la celebración de la Copa del Mundo de rugby en Suráfrica. Un hecho real que significó el afianzamiento de Nelson Mandela como líder y estadista, que supo sobreponerse al odio y al resentimiento producto de la segregación racial que una élite imponía en su país.

27 años de prisión en las condiciones más precarias para un ser humano, no hicieron mella en su espíritu, que al verse libre de las ataduras físicas, sólo tuvo el ideal de propiciar esa reconciliación tan necesaria para una nación que representaba lo más emblemático de la intolerancia a través de la figura del apartheid.

Aquí va otro sueño, que el guión de Invictus se multiplique en todos aquellos países donde el no reconocer al otro y la divisió…

Yo también tengo el mismo sueño...

Today, I Have a Dream from Wiland Pinsdorf on Vimeo.

Conociendo un poco sobre la norma ISO 26000 que desarrolla el tema de la responsabilidad social. Agradezco a Andrés de su espacio "Humanismo y Conectividad" por compartirlo.
Quisiera que fuera más que un mensaje, o un simple discurso que se leyó con un fondo musical inspirador...más que eso, deseo que sea palabra viva, que cada uno de nosotros pueda internalizarlo en la mente, en nuestro corazón y ser proyección de lo allí expresado. ¿Sencillo?, por supuesto que no, pero ¿quién dijo que la vida es simple? y aún así la amamos desde nuestra individualidad. Sólo hay que mirar alrededor y darnos cuenta que no estamos solos, que nuestras acciones y omisiones crean ondas en el lago de nuestra convivencia y que podemos, en un momento dado ser la diferencia para alguien que nos necesita.


Escena

Imagen
quiebres: Isabel Cauas.2001

Acto I: Quiebres

Al levantarse simplemente lo recordó. Pareciera que mientras las palabras se acomodan en su mente, fluyen armoniosamente, se aparean de manera perfecta ofreciendo las ideas más hermosas. Corre a buscar un sitio donde dejarlas, siente un poco de angustia, la cotidianidad se impone y siente que esas mismas palabras que ebullían hace unos momentos atrás, súbitamente se van diluyendo. Reconstruye.... cierra los ojos...

Bajaba de un carro hermoso, para ella en ese momento no era sólo un carro era un carruaje, el vehículo de inicio a una aventura totalmente retadora, que en sus preliminares pensó, planeó y vivió intensamente de manera compartida.
Súbitamente y de espaldas escucha una proclama, dejada en el aire, como si nada, pero con toda la intención de romper la magia, el autor simplemente no dió la cara, sólo el tiempo para dejar flotando su sentencia a través de la ventana de su auto y seguir...

...."la quiebran esta noche" ¿quiebres? ¿…