Entradas

La civilidad, su conciencia, su ejercicio.

Imagen
Maestro, usted ya tiene noventa y tres años de edad y ha vivido varias Venezuelas. Hoy, en su otoño personal, cuando ve en perspectiva todo lo que ha hecho, ¿cómo se siente con su vida?

Me siento bien porque le voy a decir una cosa: yo no supe robar. Yo lo que tengo son libros y he logrado contribuir a que el país sepa que no todos son soldados ni sargentería. Por eso lo primero que hice cuando llegué a Miraflores fue decir: “vamos a trabajar sobre el pensamiento político venezolano del siglo XIX”, ¡porque sí hubo grandes pensadores! Ramón J. Velásquez (1)
Escribir desde lo civil, reflexionar en la dimensión del término desde el quehacer de estos días tumultuosos en Venezuela, para luego relacionarlo con lo que significa la ciudadanía, no tiene mayor ilustración que la faena que se ha venido desarrollando desde esa sociedad civil, cuando el proyecto político que accedió al poder en las elecciones de 1998 empezó a demostrarse como lo que era, una propuesta de un solo hombre, de formación …

Ahí viene otro...

Imagen
Imagen: Chema Madoz


Sí, se acerca otro periodo más, otro espacio de doce meses, con sus días, sus horas, sus minutos y segundos. Esta mañana antes de levantarme, en la cama, en una suerte de duermevela pensaba en ello, que el tiempo linealmente avanza y avanza, que cada vuelta de hoja al calendario es una oportunidad más, un horizonte que se espera llenar con experiencias que fortifiquen, que lo hagan crecer a uno, tal como esos alimentos que dicen ser muy nutritivos para los niños.
Al voleo…
Las satisfacciones, son entusiasmo. Los reveses, clarifican. El amor, maravilla.  El convivir, dialoga (tiene que hacerlo). El miedo, impulsa. La constancia, construye. El odio, te hace más pequeño (lucho por unos zancos en ocasiones). El resentimiento, atormenta (escucharlo gritar alrededor es un delirio). La envidia, anula (te hace invisible). La rabia, carcome (gestiono su acedía). La amistad, compañía (te devela). El cambio, una necesidad (imperiosa).
Una de las cosas que lamento del avance impenitente del…

¿Ir en sentido contrario? ¿En serio…?

Imagen
En alguna parte me tildaron de reaccionaria, no creo que llegue a esos extremos tan radicales, sin embargo debo reconocer que respondo enérgicamente ante la injusticia y la mediocridad, así también lo hago ante la complacencia exagerada de algunos ante situaciones infames, igualmente respondo de forma crítica ante  la arrogancia del poder político y económico que no necesariamente viene exclusivamente del gobierno. El status quo puede ser un quebradero de cabeza que debo gestionar hábilmente, especialmente porque vivo en un país tropical que alardea demasiado de muchas cosas que no son ciertas y que de paso ni siquiera ha sopesado con profundidad. Lo que estamos padeciendo y de manera patética se ve en cada rostro que nos topamos en la calle, esta época decembrina ha sido el mejor termómetro para colocar de manera visible el ánimo generalizado de la ciudadanía. Vilas Matas sostiene en uno de sus libros que los latinos (incluyendo a los españoles) llevan muy arraigado aquello de tomárs…

Mirar más allá de lo aparente...

Imagen
Palabras dirigidas a la V Promoción de Ingenieros de Procesos Industriales de la Universidad Central de Venezuela10 de diciembre de 2016 – Núcleo Armando Mendoza
Me complace muchísimo estar aquí, en este momento, frente a ustedes, diversas circunstancias dijeron presente para que esto así fuera y lo agradezco infinitamente. Leí recientemente en algún sitio y discúlpenme al no ofrecer las coordenadas de ubicación de ese sitio porque no las recuerdo; es que mi memoria de idas y venidas tan pronto mis dedos teclean los símbolos, asaltan súbitamente a mis ideas. Vuelvo a lo que leí y es que ese sitio señalaba algo así como que no se debe trabajar solo en función de un reconocimiento o de una fama que puede ser muy efímera, más bien el asunto se trata de trabajar con mucha querencia y compromiso hacia aquello para lo que nos formamos o simplemente para lo que el devenir de las cosas nos llevó a asumir como razón de trabajo para sustentarnos, porque haciéndolo de esa manera el reconocimiento…

Llegar al fondo...

Imagen
Imagen: Anónimo

Dadas las circunstancias actuales del país, no entiendo muy bien que es llegar al fondo como he escuchado de manera reiterada desde hace algunos años en la voz de gente que me rodea e incluso de algunos agentes políticos.  Desde que se instauró en Venezuela este proceso político denominado chavismo,  llegar al fondo es una escena inacabable para los ciudadanos de este país,  porque cada vez que recibimos un nuevo manotazo en la cara por parte del gobierno autocrático que se regodea en el poder con todos los operadores institucionales a su servicio, esa llegada  en cada oportunidad de la bofetada, pareciera que no es definitiva,  existen gradientes, niveles de indignación temporales que van aumentando en intensidad según el agravio que va sucediéndose de manera continuada. 
Nuestra situación es precaria, marginal, desesperanzadora, un grupo de funcionarios al servicio de la maldad y con una enorme humanidad vacía a la cabeza, han venido tirando por la borda el bienestar …