Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2008

Hay que decirlo bien

Realmente es inquietante y a veces sorprendente la manera de expresarse los jóvenes hoy en día. Ya no es campo exclusivo de los varones decir groserías entre amigos, es que las muchachas se fajan igualmente en la tarea y a mi manera de ver las cosas hasta pueden superar con creces a sus pares masculinos. Nuestro vocabulario es inmensamente rico en vocablos que pueden utilizarse de manera diversa y de acuerdo a nuestras necesidades, pero no, es más fácil si voy a saludar a un pana decirle: ¡Epa mari...¿cómo está la vai....? y si no, le rindo un tributo a los huevos de manera abultada que ni te cuento, todos son unos huev..... y cuando lo escuchas especialmente, en boca de niñas tan jóvenes, da mucha pena. No pretendo pasar de mojigata, ni de demasiada fina, yo también digo mis groserías, en ocasiones no puedes evitarlo cuando hay una presión emocional o porque simplemente se salió, pero es que en los momentos actuales esta situación no es la excepción sino la regla y esto, como dije al i…

Tener la sangre dulce II

Cuando se tiene la sangre dulce por un desorden orgánico, cómo ya lo mencioné en un post anterior, esta situación puede traer graves consecuencias a tu cuerpo, si no cuentas con el tratamiento y control adecuados. En el caso de la diabetes tipo I, condición que vivo a través de mi hijo Diego, todos los días, se agrega un riesgo adicional llamado "shocks hipoglucémicos", en términos más o menos sencillos, es una baja abrupta del nivel de glucosa en sangre, hecho que puede llevar a la persona a reaccionar de manera extraña, incluso conducirle a la insconsciencia y a episodios convulsivos que pueden ser confundidos con ataques epilépticos. La glucosa es la "gasolina" de nuestro cerebro, si le falta, pues éste deja de funcionar adecuadamente y trae consecuencias tan graves que pueden poner en riesgo la salud del paciente. El shock ocurre porque la persona afectada por esta condición se inyecta una cantidad fija de insulina, que en ocasiones por poca ingesta alimenticia, …

Ya basta...

Acabo de regresar de unos días de esparcimiento y total desconexión y no puedo menos que rechazar totalmente la actitud del Presidente Chávez asumida la noche de ayer. ¿Por qué tanta agresividad, tanta soberbia, tanta arrogancia?
El espectáculo presentado anoche y en el que para variar el presidente se constituye en el principal protagonista, lo presentaba más como un guapetón de barrio que como el Presidente de una nación amante de la paz y buenos principios. Queremos tranquilidad, ¿es tan difícil que el Presidente entienda eso?. Algo no anda bien en sus aspiraciones de poder absoluto y siento que todo esto no es más que escenas de distracción de lo que realmente nos interesa como son las elecciones del próximo 23 de Noviembre. Qué lamentable el papel de todos sus seguidores al aplaudir y celebrar el lenguaje soez que utilizó para referirse a los norteamericanos. ¿No es más sensato parar tanto absurdo y decirle al Presidente lo inconveniente de sus actuaciones de los últimos días?, porqu…