Brindando por la Exquisitez


Mujer en Turquesa
G.E. Mullan


Revisaba mi buzón y apareció este mensaje que es atribuido al gran escritor Gabriel García Márquez, aunque con dejo de duda sobre la autoría ya que en Internet aparecen opiniones que la desmienten como tal y señalan a un escritor mexicano, sin dar mayor detalle sobre el nombre en cuestión. En fin, el mensaje ya creo haberlo leído en el pasado y en este momento le doy más importancia a las reflexiones allí expuestas que a otra cosa, de cualquier manera estaré atenta a corroborar si el "Gabo" fué el autor de tan sentido escrito:


EL DULCE SABOR DE UNA MUJER EXQUISITA

Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, si no aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz.

Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo, es aquella que con tan sólo una franca y abierta sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida.

Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño temporalmente por hacer felices a los demás.

Una mujer exquisita no es la más ardiente (aunque si me preguntan a mí, todas las mujeres son muy ardientes...Los que estamos fuera de foco somos los hombres)

Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada al ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.

Y un HOMBRE........UN HOMBRE EXQUISITO es aquel que valora a una mujer así...Que se siente orgulloso de tenerla como compañera.... Que sabe tocarla como un músico virtuosísimo toca su amado instrumento... Que lucha a su lado compartiendo todos sus roles, desde lavar platos y atender tripones, hasta devolverle los masajes y cuidados que ella le prodigó antes...
La verdad, compañeros hombres, es que las mujeres en eso de ser ‘Muy machas’ nos llevan gran recorrido... ¡Qué tontos hemos sido -y somos- cuando valoramos el regalo solamente por la vistosidad de su empaque...
¡Tonto y mil veces tonto el hombre que come basura en la calle, teniendo un exquisito manjar en casa!!

El escrito tiene aspectos interesantes que abordan la realidad femenina desde una óptica francamente muy poética, con la intención de congraciarse con ese lado tan imprevisible que puede resultar convivir con una mujer...creo que los hombres se quedan muy cortos en ideas cuando desean entender nuestro sentir, es más, soy tajante en afirmar que le dan poca importancia (no son amigos de nadar en estas profundidades, porque por lo general andan sin salvavidas). El género femenino tiene grandes retos en este mundo, retos que han sido asumidos a lo largo de que el mundo es mundo desde distintas posiciones históricas, unas conservadoras, otras arriesgadas, hasta reivindicativas y la mayoría con el afán de rebelarse ante lo establecido. Se han obtenido grandes conquistas sociales en estos últimos tiempos, pero ya lo comenté en un post anterior, aún nuestro espacio doméstico no ha variado mucho, la vocación de "abrigo" y "servicio" están muy afincadas en nuestro sentir, salvo contadas excepciones, la mujer se ha caracterizado en ser ese soporte donde se sustentan muchos de los logros de esta sociedad.


Rigoberto Lanz en su columna de hoy domingo en El Nacional (cuerpo Nación, pág. 12), explica su visión sobre el asunto femenino de la siguiente forma:

"No obstante esta suerte de revolución cultural permanente que la agenda del género ha logrado provocar en todos lados, en la cochina realidad que desfila en la superficie la condición femenina continúa siendo un motor esencial de la triquiñuela publicitaria para todo efecto: vender y comprar como emblema de la sociedad de consumo. Al lado de la efervescencia de un feminismo activo que se bate en todos los terrenos encontramos aún el modelaje patético de lo femenino como cursilería; el discurso massmediático está lleno de estas representaciones en las que la sexualidad femenina -desde la pornografía, hasta la hipocresía sexual del Vaticano - es manipulada hasta el paroxismo. El arquetipo de las chicas descerebradas que se desviven por los concursos de belleza no está tan alejado del comportamiento normal y corriente de miles de millones de mujeres que trafican disimuladamente el mismo paradigma.... El camino de la emancipación de la mujer no es tan diferente del camino de la liberación del hombre. La diferenciación sexual es secundaria respecto a la tragedia de las diferencias sociales que estructuran la desigualdad entre la gente. El rollo es que las mujeres son varias veces víctimas por su condición femenina: víctimas de la explotación, la coerción y la hegemonía, víctimas del machismo, víctimas del racismo, víctimas de las discriminaciones asociadas a su "debilidad", víctimas de la sobreexplotación simbólica de su sexualidad.
¡Mujeres del mundo, no imitéis a los hombres! ¡Mujeres del mundo, libérense y vengan por nosotros!"

Ya he abordado en posts anteriores sobre todo este rollo de la mujer y la forma cómo se proyecta al mundo en estos momentos. Mucha globalización afianzada en una tecnología de la información que va a velocidades espeluznantes, pero al final hay un sometimiento tan flagrante a lo evidente, a lo externo, a lo superficial que nos estamos ahogando más en un mar de incertidumbres en este sentido, que de certezas. Al final, la naturaleza se impone y es muy difícil ir contra ella áun cuando la ciencia ha tratado de revertir sus principios más fundamentales.

Me reúno con amigas, converso, dialogo trato de intercambiar ideas, pero en la mayoría de los casos todo va aderezado por el punto de cómo te ves físicamente, si estás gorda (¿qué pasó?...el abandono, problemas con el marido, estás perdida de floja), flaca (cuidado que a tu edad, denota desgaste, pierdes busto, pierdes trasero....entonces???), si tienes manchas en la cara....en fin un rosario de aspectos físicos que desdicen mucho de lo que llevas por dentro. Internamente quisieras gritarle al mundo que estás bien, que piensas, que sientes, que te indigna la injusticia, que aborreces la hipocresía y que deseas salir a recorrer mundo, porque deseas calibrar el propio. Quiero envejecer llena de salud, con gracia, con sentir, con buena vibra, y con mi fuero interno intacto...¡por favor Dios! ayúdame a conservarlos.




Comentarios

  1. No sé como envejecerás en cuanto a salud se refiere,(espero que muy bien) pero no tengo duda alguna de que lo harás con gracia y de manera exquisita.Un beso,mujer***

    ResponderEliminar
  2. Bella Dalia, un gusto tenerte de visita y además con el regalo de este comentario.
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Iluminando con ideas...

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

EL Centro Internacional Miranda