Dar la espalda ...


Desde pequeña, en casa, se me enseñó que dar la espalda es un signo de mala educación y descortesía, es asumir una postura de total indiferencia hacia la persona que estamos ignorando desde atrás. Supongo que esto está muy vinculado a que nuestros ojos se encuentran en la facción de nuestra cara que mira hacia adelante, y desde allí hay un sinnúmero de posibilidades de comunicación que de otra forma estarían bloqueadas. Mirar a los ojos de quién nos habla o escucha es el principio fundamental de un buen ejercicio de intercambio de ideas, esquivar la mirada puede denotar timidez o un total y definitivo desprecio por nuestro interlocutor.

En esta época de artilugios tecnológicos para comunicarnos “mejor”, sorprende como son utilizados por la mayoría,  para desconectarse o simplemente prestar la mínima atención a los amigos, compañeros de trabajo y familiares cuando solicitan algún encuentro dentro del contexto de la relación que les une. En una oportunidad escuchaba en un taller de inducción docente, planificado para dar inicio al periodo académico correspondiente, lo necesario que era insistir con los estudiantes acerca de lo poco conveniente que resulta utilizar el teléfono celular durante las horas de clase, momentos después pude observar como algunos profesores no disimulaban el interés de mirar a las pantallas de sus dispositivos móviles esperando algún mensaje distractor o alguna respuesta del chat que no habían abandonado antes de la reunión en cuestión ¿entonces? ¿qué estamos solicitando a nuestros estudiantes si el ejemplo no inicia en casa?. En fin, el tema ofrece muchas perspectivas de análisis y reflexión, más no es la intención principal de este post.

¿Qué pretendo compartir más allá de lo mencionado al inicio de este escrito? ¿Simple? veamos … Venezuela acaba de vivir una nueva experiencia electoral presidencial, dónde resultó ganadora la opción oficialista, es decir, continuaremos bajo el designio de un gobierno que ya acumula catorce años en el poder debido al boleto de permanencia que le ha sido entregado al Sr. Chávez,  por ocho millones ciento noventa y un mil, ciento treinta y dos personas.

¿Efímero? …

¿20 años? En una vida puede que sea muy poco tiempo, en un gobierno sugiere un abuso a la institución democrática que debe servirse de la alternabilidad y ofrecer limpiamente la posibilidad de que otros puedan aspirar a la posición de regir los destinos de un pais. El estadista político formado bajo los principios democráticos y que además los practica, no pretende en ningún sentido utilizar su liderazgo formal para manipular voluntades o disponer de los recursos del Estado para su propio beneficio, el beneficio de permanecer, incluso desafiando la ley natural del tiempo,  pretendiendo erigirse  en una suerte de “dios” al que debe rendírsele pleitesía, porque representa el corazón de una patria que pareciera sólo  tener cabida en un plano mítico-religioso.

En un escrito que publiqué si mi memoria no falla, par de años atrás, hacía mención a que una de las grandes debilidades de este proceso político que nos cerca cada día más en nuestras más elementales aspiraciones ciudadanas, es que se apoya en la figura única, poderosa, infalible …inmortal. El culto a la personalidad es una de las cosas más nefastas que le puede suceder a cualquier nación, porque no existe trabajo en equipo, no hay delegación efectiva de responsabilidades, no hay iniciativas que promuevan el pensamiento crítico, no existe la posibilidad de que emerjan liderazgos regionales. Sólo se hace y se repite lo que dicte el máximo líder, lo que se opine a otros niveles es desestimable si se atreve a cuestionar decisiones emanadas desde el poder central, al final sólo cuenta el dictámen del hegemón.

¿Ciudadanos o Autómatas? …

No es gratuito entonces que en las propagandas de los diferentes candidatos que representan a la alternativa oficial, pueda leerse de forma muy abierta que el máximo líder está transmutado en todos y cada uno de estos aspirantes a ser gobernadores. “Chávez gana en tal parte …(escoja el estado del pais que más le guste) con fulanito de tal (nuevamente escoja el nombre del aspirante seleccionado a dedo por el máximo líder)”  ...¿Qué más  se puede pedir con semejante aseveración? El todopoderoso encontró la vía para la ubicuidad, es decir, estos señores candidatos al parecer no tienen personalidad, no tienen autonomía, no tienen libertad creadora, sólo actuarán para satisfacer al poder central, no a la ciudadanía. Los problemas pueden agobiar … apagones, calles maltrechas, inseguridad galopante, un lago que en la región donde resido y desde hace tiempo, reclama su cauce natural ante la improvisación y la desidia, dejando a un importante número de personas en la condición de refugiados. No, esto no es lo que cuenta …lo importante es que ese concepto abstracto de patria, representado en una sola persona pueda seguir y mantenerse hasta el fin de los tiempos.

¿Puede ser así tan simple como lo señalé más arriba? No, no lo es, porque existen seis millones quinientos noventa y un mil, trescientos cuatro personas que no estuvieron de acuerdo con esta forma de padecer el poder (me cuento en ese número) …sí, el poder se padece, porque ya de por sí el término tiene una esencia que oprime, de dominio, aunque paradójicamente y en una suerte de oxímoron pretende establecer las reglas del juego que permitan a una sociedad coexistir armoniosamente.

Entonces, me pregunto ¿cómo darle la espalda a seis millones y medio de personas promoviendo la discusión de un modelo de país que incluso no está contemplado en la carta magna? ¿cómo dar la espalda desde la arrogancia del triunfo, sin demostrar la disposición al diálogo y la concertación ante los graves problemas que nos aquejan? ¿por qué insistir en la horma ideológica cuando en la nación un importante número de ciudadanos no comulga con estos principios que cercenan la iniciativa privada, por ejemplo? Tiempos oscuros se avecinan, las leyes y reglamentos que están siendo promulgados en Gaceta Oficial, estos últimos días y por venir, así lo demuestran y demostrarán. La Caverna de Platón más vigente que nunca.

Hablan algunos personajes …

No muy lejos, sobre este último señalamiento, el hasta no hace mucho vicepresidente de la República y actual aspirante a la gobernación de Miranda por el PSUV, Elías Jaua, declaraba el pasado domingo a un periódico de circulación nacional, ante la interrogante que pretendía calibrar la apreciación personal ante el desafío que significa esta candidatura en un estado en manos de la oposición, pues él simplemente contestó y cito textual: (1)“El escenario de Miranda es otra cosa, ya la orientación ideológica-política del país fue resuelta el 7 de octubre. La mayoría de los venezolanos, incluyendo los mirandinos, optó por el proyecto bolivariano”  …¿resuelta? Entonces …¿qué representan los seis millones y medio de electores que se pronunciaron en contra? La conclusión es obvia …te muestro la espalda, ni más ni menos.

Por otro lado, el profesor Rigoberto Lanz, académico con profundas convicciones de izquierda, declarado además como un gran amigo del Sr. Presidente Chávez, en otro diario de circulación nacional y desde la columna que escribe todos los domingos señalaba lo siguiente,  cito textual porque no tiene desperdicio: (2)“En otro orden de ideas, el Sr. Presidente necesita interlocutores válidos en su entorno, gente que le exprese con entera libertad (sin miedo) puntos de vista, interpretaciones, matices, sobre tantos asuntos complejos. Debería ser normal que un colega ministro discuta su opinión con el Presidente (dije bien, que discuta, algo bien distinto de “mande usted comandante presidente”). Qué prácticas tan beneficiosas sean impensables en las rutinas ordinarias de palacio, nos indica que hay un enorme campo de experimentación donde la audacia de Chávez se pondría a prueba”.

Para todos aquellos que comulgamos con las ideas y principios del pensamiento complejo, tal como lo ha demostrado el Profesor Lanz desde sus investigaciones académicas, no podemos más que estar sorprendidos ante este elemental y simple papel tan reduccionista de los que dicen gobernarnos desde el amor y el compromiso con todos los venezolanos. No se puede extraviar así no más la autonomía, el pensamiento crítico, el ejercicio reflexivo, delegándolo a una posición de confort que otorga un liderazgo personalista que pretende instituirse e inmiscuirse hasta en los aspectos más cotidianos de nuestras vidas, regulándolo todo, es decir, el Estado controlador en su máxima expresión y eso es lo que está a la vuelta de la esquina con esa constituyente en ciernes que se discute sólo con los afectos.

Respeto y consideración a todos los que piensan diferente.

NO a la impostura de preceptos caducos que sólo limitarán aún más nuestra condición de ciudadanos críticos, de seres pensantes.


NO queremos ver tantas espaldas al mismo tiempo …basta al irrespeto y la desconsideración.

Sentimiento Muerto

(1)   El Universal. Cuerpo 1. Página 2. 18-11-2012
(2)   El Nacional. A tres Manos. Cuerpo A. 18-11-2012



Comentarios

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

Vividora