¿Ser libres....? II


Sacadme de aquí.
De mi cárcel
de barras de papel
más firmes
que rejas de celda.

Sacadme de aquí
que ya no recuerdo
el frescor del rocío
en mis pies descalzos.
(www.antoniomas.com/carcel.htm)

El post escrito más abajo...simplemente el preámbulo, la introducción, el marco.
No puedo negarlo y es ese ejercicio del "darse cuenta" puesto en práctica, es ese reconocer de mis pensamientos, mis emociones, la diferenciación de lo que está a mi alcance cambiar de aquello que humanamente no puedo transformar. Válido entonces lo expresado por Ronald David Laing en este link...(es corto, te invito a leerlo)

Lo anterior me lleva a recordar a todos los presos de este país, a los que sufren los rigores de barrotes físicos que les impide trasladarse a donde quieran, estar con sus seres queridos, no sentir la impotencia del encierro. Se habla de presos comunes y de presos políticos, los primeros violaron algunas de las normas básicas de convivencia dentro de la sociedad, algunos aún con juicios pendientes y a la espera de esa justicia que en ocasiones es caprichosa y lastimera; ¿los segundos?, retaliaciones, amedrentamientos, mensajes subliminales. Sin entrar en la discusión politiquera de ver al gobierno como el "eterno lobo", entiendo que si se infringe la ley, pues ni modo, hay que pagar por ello, el detalle está en la "vara de medición" y en la objetividad de esa vara. La dama de la justicia con el pañuelo de los ojos translúcido.

Existen presos políticos en Venezuela, algunos sufriendo los rigores de un sistema penitenciario tal como si hubiesen realizado el peor de los crímenes, Julio Rivas, es el caso más emblemático de las últimas semanas al cual se le acusa de uso indebido de arma genérica, instigación al delito, a la guerra civil y otros largos etcéteras que francamente me llevan a preguntarme sobre las actividades del colectivo La Piedrita y cómo aún el gobierno no ha podido dar con su máximo representante para que responda ante las autoridades por sus desafueros, ¿encontraron a todos los implicados que acompañaron a Lina Ron en su última incursión violenta contra un canal televisivo de línea opositora?.

La lista de ciudadanos caídos en desgracia a los ojos de este gobierno, es grande y se siguen sumando, Rafael Poleo el más reciente. El caso que no puedo dejar de mencionar por lo bárbaro de la sentencia es la de los comisarios, efectivos de la PM e Iván Simonovis. ¿Cuántas familias están en desgracia al ver a sus seres queridos en tan penosa situación?...los hijos, las madres, las esposas. Aquí comparto el video de la actriz María Conchita Alonso alertando sobre la situación de los presos políticos en Venezuela, a pesar de que no vive actualmente en el país, no quiero colocarme en este caso, en la trinchera de los radicales que le critican por asumir esta bandera de rechazo al gobierno de Hugo Chávez, cuando desde hace mucho no vive el día a día de todos aquellos que sí estamos aquí. Todo lo contrario, sería ingrato no reconocer su iniciativa, ya que sin la pose ni el divismo que le caracterizó en sus años mozos, plantea desde su propia experiencia personal, lo que no desea se instaure en nuestro país...el modelo cubano.

La figura de los prisioneros y perseguidos políticos no es caso exclusivo de este gobierno, a nivel mundial este flagelo abunda, regimenes que bajo un manto de democracia y legalidad, atropellan, apabullan con su poder. Durante los gobiernos que precedieron a este proceso chavizta, también los hubo, sólo que ahora existe una intención tan descarada de imponer un modelo político a cómo dé lugar que no se le está dando el más mínimo chance a la disidencia.

Hay que "darse cuenta" y no olvidar, tener muy presentes a todos esos venezolanos que están padeciendo la tortura de un sistema que criminaliza el pensar distinto, que no le da concesión alguna al que levanta su voz de protesta, que arremete desde el estado contra aquellas instituciones establecidas para proteger al ciudadano, apropiándose de ellas y dictándole el lineamiento a seguir desde su propia conveniencia.

No hay que olvidar a nuestros presos y perseguidos políticos....(en este link un resumen de la situación de muchos de ellos), los próximos podemos ser nosotros...

Comentarios

  1. Gracias Dalia, me encanta saber de tí.
    Ya pasaré por tu espacio para compartir.
    Muchos saludos igualmente desde acá

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Iluminando con ideas...

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

Vividora