No está fácil, nada fácil...

Cuerpo Doliente. 1992. México

Llegó el 2010 y lo que se avizora en el panorama no está para nada, pero para nada fácil. Los venezolanos no salimos de un asombro para entrar en otro, al menos esa capacidad no debe perderse en aras de mantener nuestro fuero interno siempre activo.

Desear felicidades por estos días a todas nuestras personas conocidas por el inicio del nuevo año realmente suena con un dejo de poco convencimiento, las palabras quedan en el aire como huecas, vacías. Tengo un concepto muy propio de la felicidad, así que me tocará administrarlo de forma muy creativa durante todos estos doce meses. Laureano Márquez en uno de sus artículos publicados en Tal Cual, señala: "es mejor desear que este año sea lo menos infeliz posible para todos" y yo le agregaría la expresión que me regaló Lena al saludarme por el nuevo año: "Que las cosas vayan a mejor y que siempre estés rodeada del amor y el cariño de los tuyos"...al final es lo que cuenta.



En un momento de la semana me regalé unos momentos a solas con mis pensamientos luego de que efectivamente se cumpliera el "corte programado" de electricidad en la zona donde resido. Cuando la energía eléctrica desaparece, queda en el ambiente una sensación muda, estática, todo alrededor se siente auditivamente diferente. Acostada en la cama, miraba el techo de mi habitación y me preguntaba...¿nos merecemos esta situación?, en mi caso, la penalización es doble, ida la luz, ida el agua. ¿Qué cosa tan terrible hemos hecho o dejado de hacer los venezolanos para que nuestra calidad de vida haya decrecido de manera tan notoria?... ¿será que realmente somos esa Zuela que ingeniosamente describe, y debo citarlo nuevamente, Laureano Márquez?


Escucho a mis vecinos, gritar, vociferar, recriminar... un desahogo: "sigan votando por Chávez", cómo si el sólo decirlo conjurará todos nuestros males... hace falta mucho más que eso. Inmediatamente retumba la "orquesta de cacerolas", tímidas al principio, como en un ejercicio de tanteo para calibrar el efecto réplica que pudiera desencadenarse y efectivamente en pocos minutos el sector donde vivo es eco de acordes ensordecedores que pretenden llegar al oído del magnánimo, pero es inútil, ese personaje está sordo de manera funcional desde hace mucho tiempo, aunque existan antenas repetidoras que pudieran distribuir la protesta hasta los mismísimos confines de su palacio presidencial, simplemente no habrá ninguna reacción de su parte que pueda ofrecer un poco de tranquilidad ante todo este desbarajuste. El socialismo que se nos vende establece que bajo su égida
no deben existir presiones desde el punto de vista material, pues creo que por más que se empeñen en imponernos ese modelo, aquí no se lo toman en serio. Al conocerse el nuevo tipo de cambio, cientos de venezolanos salieron a formar interminables colas frente a establecimientos comerciales de electrodomésticos para hacerse de todo aquello que necesitan o hasta lo que no para protegerse de la devaluación, en una carrera loca que trae angustias e incertidumbre. ¿Beneficiarios? el gobierno que contará con más bolívares y aquellos comerciantes inescrupulosos, que nunca faltan.

Por otro lado a un familiar muy cercano le dieron la bienvenida de nuevo año en su trabajo con la novedad de que ya no eran necesarios sus servicios, nada, simple y llana reducción de personal. No queda de otra que asumir el barranco personal y tratar de levantar cabeza hacia un horizonte que se ve nublado y poco claro. Rafael Arráiz Luca en su artículo dominical de hoy se pregunta (le acompaño en su interrogante): "... por qué diablos elegimos a gente tan desinformada, tan falta de los mínimos elementos del sentido común de la economía. Por qué elegimos a gente ideologizada, incapaz de ver la realidad sin anteojos defectuosos. Se sabe: no hay manera de salir de la pobreza sin generar riqueza. Ésta sólo es posible crearla produciendo, la producción es sólo posible en un marco de seguridad jurídica y libertad, cualquier otro camino ensayado ha sido un fracaso." Sobre esto último, no voy muy lejos, sin querer constituirme en la defensora del sector empresarial, porque sé que siempre existirán las ambiciones desmedidas de lucro y enriquecimiento, es justo reconocer que gente honesta y con ganas de salir adelante aún apuesta por un negocio propio y lamentablemente se encuentran con un muro bien difícil de sortear a la hora de legalizar su proyecto o simplemente mantenerlo. (Ver odisea de un amigo bloguero sobre este particular).

Es importante que el gobierno rectifique y de una vez por todas se dé cuenta que no debe, ni puede erigirse en el gran empresario de este país (continúan las expropiaciones, el yugo militar es ilimitado en arrogancia, los recursos adicionales que recibirá provenientes de la reciente devaluación lo están obnubilando de nuevo), que su negocio es otro, que fueron elegidos para eso, para gobernar, para administrar los recursos públicos con sabiduría y en pro de todos los venezolanos sin excepción y que más que considerar enemigos a la empresa privada debe asumirlos como aliados en esta grave coyuntura que nos agobia. Con expropiaciones y amenazas no vamos a ninguna parte... ¿cuándo lo entenderá?. "La producción no se incentiva por decreto", dijo el presidente de la Asociación de Exportadores, es que desde 1998 hasta 2007 el empresariado nacional se redujo en 36%. En las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadísticas sobre el sector manufacturero indican que entre 1998 y 2007 el parque industrial pasó de 11.117 compañías a 7.093 (1). Por eso insisto desde mi humilde opinión, ya basta de ideologías y discursos infinitos, además de que resultan fastidiosísimos, hasta ahora no veo que aporten soluciones verdaderas a nuestros grandes problemas, ¿el toro de la inseguridad agarrado por los cachos?...¿cómo?...¿dónde?, seguimos expuestos al hampa de la manera más inaudita, por eso es que siento que el país del presidente no es el mismo en el que vivo, insólito sentirse extranjero en su propio territorio. Necesitamos trabajo y oportunidades, lamentablemente el gobierno chavista con su ceguera se empeña en tomar un camino equivocado y en aras de mantener ¿¿lealtades??, se rodea de gente que improvisa, con corta visión de futuro y atada a viejos vicios.

Volviendo al tema de los servicios básicos como la electricidad y el agua, dentro de todas las reflexiones que venían a mi cabeza mientras aprovechaba ese ratico de introspección, me decía a mi misma que hasta estaría dispuesta a asumir el sacrificio del racionamiento de buena gana, si en principio se percibiera el problema como algo derivado de una circunstancia que pudiera escapar de la planificación más acuciosa. El fenómeno climático "El Niño" es un hecho ineludible, no lo desestimo ni lo niego, pero no es menos cierto que en este país en aras de mantenerse a como dé lugar en el poder, el presidente ha gastado ingentes sumas de dinero en actividades que sólo benefician a su proyecto personalista. El presupuesto general de la nación para el periodo 2010, presentado en octubre del año pasado y aprobado sin ninguna modificación en diciembre por parte de la Asamblea Nacional, aclamaba con gran fuerza en boca de sus ponentes que era un "presupuesto humanista", ya que parten de la premisa que el gasto social se mantiene en un porcentaje similar a periodos anteriores, es por ello que Rodrigo Cabezas, ex ministro de Finanzas e integrante de dicha Comisión en el PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela), señalaba meses atrás: "El incremento del gasto social de 14% promedio, durante los últimos 20 años de la cuarta república a 42% en esta última década nos ha permitido aplicar una política estratégica para derrotar las más graves desigualdades presentes en el seno de la sociedad venezolana, consecuencia de los que mal gobernaron este país por más de cuarenta años"....me cuesta aceptar que se hayan superado lo de las desigualdades y mucho menos que ellos mismos sean el mejor ejemplo de un buen gobierno, es espeluznante reconocer como estas palabras pecan de un escapismo de la realidad actual. ¿Se puede hablar de progreso social cuando un poco más del 40% de la población económicamente activa se encuentra en el sector informal?. ¿Dónde están los beneficios para un sector que no se encuentra amparado por legislación alguna y que lamentablemente para las grandes ciudades son sinónimo de anarquía y desorden? ¿Alguien de este gobierno realmente podrá enfrentar esta situación de manera inteligente?, convenciendo a estas grandes masas de trabajadores a incorporarse a una actividad económica que genere recursos para el país a través de los impuestos respectivos que posteriormente serán revertidos en mejoras para la región donde operan. Pregunta en el aire...¿ y las deudas sociales pendientes en materia de seguridad social materializadas en una pensión digna?... ¿y las amas de casa? ¿dónde quedó aquello que serían tomadas en cuenta como ciudadanas de relevancia dentro de la actividad económica del país?. No, no hay tiempo dentro de la Asamblea para discutir estos temas, primero hay que mantener al presidente Chávez contento aprobando cualquier ley o predicamento que pase por su ebullente cabeza.

Sobre el tema del presupuesto hay mucha tela que cortar y no podré entender nunca cómo con esta crisis tan fea, puedan destinarse recursos a discreción al propio presidente por el orden de los 1.500 millones de Bs. F y además un poco más de 140 millones de Bs. F en propaganda y publicidad del gobierno, todo esto en desmedro de los presupuestos necesarios para Investigación, Ciencia y Tecnología . No se conforman con los espacios que de manera obligatoria deben transmitir los medios de comunicación y las interminables cadenas.... avaricia y lucro comunicacional desmedido. En un foro del portal Aporrea, tratan el tema este del presupuesto 2010 y es revelador descubrir en este espacio información cómo ésta: "Presupuesto de 2010 rebaja 33% recursos para inversión eléctrica", y más adelante señala: "Una situación similar ocurre con el financiamiento dirigido al fortalecimiento de Corpoelec, que de un monto que se fijó en 2009 por 64,5 millones de bolívares fuertes, que no se ejecutó en buena parte del año, para 2010 baja a 12,9 millones de bolívares fuertes; es decir, una rebaja de 80%."...sigo leyendo y me encuentro con este anuncio: "Aún cuando la delincuencia es el problema que más preocupa a los venezolanos, los organismos de seguridad y las políticas necesarias para acabar con ese flagelo contarán en 2010 con 64% menos dinero que el asignado para este año, según lo refleja el presupuesto de ingresos y gastos para el próximo año propuesto por el Ejecutivo Nacional. "

En ese mismo presupuesto se mantenía la tasa de cambio a 2.150 Bs por dólar, pues no duró mucho el convencimiento, ahora estamos devaluados y el presidente por el contrario dice que el bolívar se ¿¿revaloriza??. Que me lo expliquen mejor porque simple y llanamente al importar la mayor parte de lo que consumimos pues inevitablemente tendremos menos dinero para comprar los mismos insumos. Debido a esa política perversa de manejo del mercado cambiario, (donde CADIVI se ha convertido de manera simbólica en un organismo represor), basado en la renta petrolera, pues el gobierno se olvidó de ser productivo y en insistir en la diversificación de la economía de manera consistente.

No puede dejar de molestarme tanta improvisación, idas y venidas, que propongan soluciones a la crisis eléctrica por ejemplo y que sean "echadas para atrás" por el temor de sus consecuencias políticas en desmedro de la cruda realidad...¿ y en el interior del país?... que se fuñan, total el Caracazo del 27 de febrero de 1989 empezó en Guarenas y Guatire... ¿tienen miedo al efecto Boomerang?... las costuras están demasiado visibles...

(1) Economía y Negocios. El Nacional, pág. 6. Cuerpo Nación. 17-01-10

No tenía claro un tema musical para este post y aún cuando el finalmente elegido fue compuesto para una realidad nacional pretérita, mantiene su vigencia para esta época de "revolución bolivariana", guste o no guste.



Comentarios

  1. Ay, Sol....qué panorama...

    No sé qué decirte, no sé que palabras dejar para ayudar...

    Sólo decirte que estoy aquí.

    Esta entrada es dura y acertadísima.

    Yo me preparo para trabajar y me quedo con el corazón desinflado.

    Como te dije, el cariño...esa fuerza latente vestida de abrazos es la que nos alimenta para seguir adelante, para vislumbrar, un cambio, una salida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Escucho atenta tus palabras sobre esa realidad tan dura, tan latinoamericana. Peronismo, chavismo ... y la gente les sigue votando. ¿Será porque no hay alternativas más potables?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola Viv, es una pregunta no tan fácil de responder. Alternativas existen, el detalle está cómo vienen ensambladas desde una oposición que se ha quedado corta en ideas y liderazgo. El populismo y la demagogia son dos de nuestros grandes males en este momento. Nos falta ese compromiso colectivo en la resolución de los problemas, siempre tenemos ese falso concepto que vendrá un "redentor" a reparar lo que tenemos en la actualidad.

    De cualquier manera lo que estamos viviendo como país a nivel político no lo justifico y mucho menos me siento representada por estos pseudolíderes que nos están llevando a la bancarrota.

    Leyendo un artículo que apareció el domingo en un periódico de circulación nacional, me llamó la atención esta afirmación:

    "Hemos visto que el fascismo no es solamente cosas que esa gente hizo. No, está aquí, en esta sala, en nuestros propios y personales hábitos y formas de vida. Remuevan la superficie y aparecerá. Es algo que está en todos. Lo llevamos como un virus. La creencia de que los seres humanos son básicamente malos y que por esto no pueden actuar bien hacia sus semejantes es una creencia que requiere de un fuerte líder y de disciplina para preservar el orden social y, aún más, es el acto de la defensa, de la apología"
    Profesor Ron Jones en una clase a sus alumnos de Cubberly High School en Palo Alto California. 1969

    Partiendo de lo anterior entiendo que el líder (bueno o malo) se posiciona por encima de cualquier estamento y se erige en rector de un sinnúmero de ideas, que dependiendo cómo sean administradas llegamos al autoritarismo o un poco más allá a las terrible dictadura de unos cuantos.

    Este experimento es lo que se denominó "la tercera ola" y fue llevado al cine a partir de la novela de Morton Rhue "La ola" (1981), que sorprendentemente tuvo muy poca repercusión a nivel de taquilla (por lo general nos ocupamos más de temas banales o superficiales)

    Gracias por pasar...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Iluminando con ideas...

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

EL Centro Internacional Miranda