Sensible



El lenguaje kinestésico ...el lenguaje de los sentidos, las palabras quedan en segundo plano, las sensaciones generadas a raíz del estímulo de las terminaciones nerviosas del cuerpo humano,  lo dicen todo.

Sensibilidad que florece ... la piel se eriza ante el contacto de una mano que sugiere, recorre.

Por otro lado se encuentra el hormigueo, esa sensación que pareciera ebullir dentro de nosotros, en el pecho, en el estómago y que intenta anunciarnos la inevitable experiencia sensorial que se sucederá. La ansiedad inunda todo el espacio y el tiempo va en furiosa estampida.

No sé porqué,  hoy por un instante fue un vacío, una lejanía, una despedida, una nostalgia. A través de la vista aprecié un panorama de símbolos  que evocaron recuerdos, sensaciones y sentí caer por instantes.

Es sólo el humilde deseo de encontrarme, de saberme, de sentirme, de levantarme y encontrar que no todo es tan confuso, inexplicable, hasta injusto.

¿Cómo administrar nuestras sensibilidades en un empaque que con el transcurrir del tiempo se convertirá en una implacable prisión? Perdemos humedad, turgencia, el plano físico declina ante el espíritu, trata de imponerse el demiurgo personal como principio activo y ordenador de un mundo interno que se niega a perecer ante la fatalidad de la naturaleza.

"...nuestras almas al flotar, son las nubes más brillantes ...turbulencias"





Comentarios

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

EL Centro Internacional Miranda