Crónicas



El destino está consumado ...
El rey no habla, el rey no dice, el rey está mudo ...
¿Regresará? nadie sabe, la esperanza alimenta a muchos, mientras, sus aliados montan el gran escenario, le lloran, le mitifican.

En algún momento tuvo todo el poder del mundo en sus manos, estaba lleno de pasión y orgullo que contagió a una gran mayoría de hombres y mujeres que le siguieron. Se sintió poderoso, inmenso, infalible y pretendió ser Dios ...inmortal. 

Anuló a la otredad, quiso volverla polvo cósmico y en una pirueta del destino, el universo, su universo se ha convertido en un espacio kafkiano. Un día despertó y era un insecto, compartiendo el destino de George Samsa, con millones de patas que no le respondían.

Las crónicas sí tendrán lectura algún día, porque la historia documentada así lo expondrá y dará cuenta de un rey aislado, separado de sus súbditos, expuesto a los vaivenes de la fatalidad.

Con su odio arrastra muchedumbres, no podía ser de otra manera y su legado se fracciona en sus sucesores, transformando su impronta en una patética mueca.

El reino está en peligro, la irracionalidad quiere ocuparlo todo. Las ambiciones se desataron, los demonios andan sueltos, no hay rey en este momento que pueda responder, no hay rey que pueda contener. El rey está escondido, no escucha ...

¿Y si nos mintieron? ...

¿El Rey está desnudo? ...ése es otro cuento.




The closet´s fully empty now, it´s occupied by none,
I´ll draw the drapes, now destiny is done.
(El closet está totalmente vacío ahora, está ocupado por nadie.
Dibujaré las cortinas, ahora el destino está consumado)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

EL Centro Internacional Miranda