Vividora

(Vayan a Vimeo y disfruten este maravilloso regalo
del poeta venezolano Rafael Cadenas)


De entrada el término suena provocador, atrevido y hasta temerario …

Sugiere una actitud poco apropiada y así es entendido por los demás.  Cuando se  adjetiva a una persona como vividor o vividora, es porque se caracteriza por tener un egoísmo escondido, una dependencia de los demás poco cortés para satisfacer sus necesidades más inmediatas. Es más, el individuo puede exhibir una actitud de ir por la vida al garete, aprovechando el buen sentir de los demás, no importándole las cicatrices emocionales que deja en el camino.

Acepto el regalo que más arriba, en el vídeo sugerido, ofrece el poeta Rafael Cadenas cuando nos brinda una perspectiva distinta de la palabra “vividor” haciendo referencia a otro poeta como lo fue Antonio Machado.

Se nos presagia tiempos duros cuando miramos al horizonte y se espera la apertura de un nuevo ciclo de doce meses. No sé, observo palabras sombrías, rostros con poca música, pensamientos que no encuentran luminosidad para describir los buenos deseos que caracterizan a estas fechas.

Hay un freno, un deténte … “quiero desearte lo mejor a pesar de lo complicado que será el 2014”, escucho y me pregunto …¿qué hago con las complicaciones que se anuncian? 

En fin, volviendo al poeta Cadenas, a pesar de lo oscuro, de lo incongruente, de lo arrogante y poco auspicioso del periodo que se avecina, quiero estar bien conmigo  misma, que mi cuerpo esté preparado lo mejor posible para este reto y que mi mente sepa diferenciar el halago fácil, de la palabra que estimula y procura la excelencia. Que aprenda muchísimo, que de un modo muy particular reconozca la intensidad de los momentos que pueda tener por delante y que los disfrute al máximo ya sea desde mi yo interno como desde la compañía que me rodee.

Quiero ser vividora, con el giro semántico de Machado y con la maravillosa afirmación de Cadenas … “el que sabe estar presente”.

A pesar de todo y de todos, para ustedes, los que pasan por acá …Feliz 2014.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

EL Centro Internacional Miranda