Mujer Ser - Vida

"Mujeres comiendo". 1971
Francisco Bores (1926-1971)
Pintura al óleo

Gabriela Olivo de Alba es una artista mexicana de formación teatral que ha trabajado con el "performance" ya en varias ocasiones. Ahora...¿Qué es el performance?. Es la recopilación, publicación, difusión e intercambio de documentación sobre el Arte de recrear situaciones a conveniencia del autor.

Esta artista presentó el domingo en Caracas un performance denominado: Mesa ser - vida. "Con el performance cuestiona que aunque, supuestamente, la mujer ha salido de la nevera, como los homosexuales del clóset, y esto hace creer que se han emancipado de la visión prejuiciosa de sus papeles, ella mantiene la actitud de ser la única que cuida, la que atiende, la que protege".

Tomé todo lo anterior como base para desarrollar unas ideas ya que dentro de un mes aproximadamente se celebra el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) y no quise esperar hasta ese momento para dedicar unas líneas acerca de nuestro género, total, no voy a ser más o menos mujer por adelantarme a ello y siempre a final de cuentas seremos eso: mujeres.

Independientemente de lo que podamos representar para el sexo opuesto, me identifico con lo expresado en uno de los párrafos iniciales, esa disposición "a servir" con el tiempo es posible que nos ubique en sitiales donde se nos olvida quiénes somos realmente y en consecuencia pues sentimos como que hasta dejamos de pertenecernos.

Mis hijos son todos varones y no sé si fue providencial (a lo mejor Dios se dió cuenta que yo con mi género puedo entrar en serios conflictos, entonces ¿cómo las crío?) ya que sobre todo en estos tiempos de tanta superficialidad me las vería "negras" tratando de neutralizar tanto mensaje plastificado, en fin, vuelvo y repito...Dios sabe lo que hace.

El performance de Gabriela Olivo se llama mesa ser-vida, para efectos de este escrito coloqué directamente el término mujer. Para esta artista las mujeres no hemos salido del espacio doméstico, por más profesionales, ejecutivas, gerentes, que lleguemos a ser. Estoy de acuerdo con ella. Hay que reconocer que en los últimos tiempos hemos conquistado puestos importantes dentro del mundo laboral comparado a épocas pretéritas, pero.. ¿a qué precio?, indudablemente tenemos mucho más desgaste ya que al final del día, nuestros roles dentro del hogar y la sociedad en general, han variado muy poco.

Me ha tocado vivir ambas situaciones, la doble jornada y posteriormente asumir totalmente la administración del hogar y puedo decir que ambas son intensas y llenas de mucha carga emocional. Cuando se tienen inquietudes que necesitas canalizar de alguna manera, pueden surgir conflictos internos cuando has venido desempeñado un rol de "abrigo" en tu núcleo familar. Desempeñar nuevas actividades, tener otras perspectivas exigen que te "reagrupes" y comiences un nuevo orden en tu vida.

No podemos olvidar "ser y vivir", es importante, a pesar de las circunstancias y de las limitaciones que impone el entorno. Escapar por momentos de la rutina, es un ejercicio beneficioso, no olvidar aquellas actividades que realmente disfrutamos debe ser una máxima a seguir. Sobre este punto Gabriela explica: "Ser -vida tendría que ver más con tener una vida ejerciendo el derecho de vivir que con el derecho de servir, en el sentido de atender o conceder(...) Esta representación social se va volviendo tan cierta que basta ver el número de hogares en los que el proveedor absoluto de cuidado es la mujer, que deja de lado sus propias necesidades o apetencias. Incluso, si escarbamos un poco en lo que ocurre en nuestro trabajo, a las mujeres se les hace asumir o asumen por sí mismas papeles de protectoras".

Reconozco que no es nada fácil, el papel aguanta muchas verdades donde la práctica puede quedarse corta. Hay que aprender a administrar las diversas situaciones que se nos van presentando en la vida y es inevitable que a la larga aquellas decisiones que implican un cambio drástico del orden actual, por lo general estén supeditadas a consideraciones de "orden superior"....


Fuente: Diario El Nacional. Cuerpo Escenas. Página 4. Domingo 8 de febrero de 2009.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

Vividora