...¿Otra vez?

"Cansancio sin fin"
Nacy demata
2008

Tenía toda la intención de no hablar del tema político por unas cuantas semanas...pero ¡que va! pudo más el pájaro carpintero que en ocasiones se aloja en mi cabeza y mira que lo tenía a dieta de hambre, sobre todo al de esa especie, pero bueno, era inevitable no dedicar algunas líneas a este tema que de un tiempo para acá se ha vuelto "un huésped poco grato" en nuestra cotidianidad. Y digo que no es agradable, porque ya está en el nivel de esos invitados que llegan a tu casa y que al tercer día empiezan a incomodar de verdad en lo que debe ser el desenvolvimiento nomal de tu vida diaria.


Para mi gusto ya está bueno, se necesita un descanso y aunque la gente no lo reconozca abiertamente y drene su inconformidad a través de innumerables mensajes de texto que llegan a tu celular, yo si lo expreso sin aspavientos, estoy "cansada", "obstinada", "hastiada" de someterme a los designios de una persona que quiere ser más que un proyecto de país, que a todas luces lo que busca es engordar su ya "abultado" ego a costa de ser la primera autoridad hasta el fin de los tiempos. Lo comenté en una oportunidad, iniciativas que se basen o se apoyen solamente en la figura de una sola persona están condenadas al fracaso y lo lamentable es que en este caso el fracaso arrastra no sólo al personaje sino a toda una nación.

Ejercí mi derecho al voto un poco después del mediodía, y me dirigí a mi centro de votación con toda la obligación de cumplir con mi deber pero con un agotamiento tan marcado que no podía disimular, la cara de la gente a mi alrededor también me lo demostraba, demasiada seriedad, es cómo estar conscientes que esa espera en una cola esperando ser reconocidos como ciudadanos de este país, habrá que hacerla quién sabe cuántas veces mientras el Presidente Chávez esté en el poder. Cualquier cosa que se le venga a la cabeza para reformar las reglas del juego siempre tendrá anuencia por parte de una Asamblea totalmente plegada a sus designios. ¡Qué feo es el pensamiento único!


Extraño poder salir de casa y realizar cualquier diligencia sin que el tema político esté sobre el tapete, el supermercado, el banco, la escuela de mis hijos, mi círculo de amistades, nadie se salva. Lamento que amigos que aprecias mucho se nieguen a conversar sobre el tema, porque de antemano se asume que no habrá un sano intercambio de ideas, que ambas partes nos veamos mal, que todo lo opuesto a tu manera de ver las cosas sea en este momento, un escollo a considerar. ¿Por qué? Quisiera ver a un afecto al partido de gobierno, criticarlo públicamente, porque está equivocado en una u otra decisión tomada, sin que esto amerite reprimendas, que personeros de la oposición aplaudan y elogien aquellas acciones gubernamentales que van erumbadas a que seamos mejor país...sigo insistiendo: reconciliación nacional.

No quiero que me digan oligarca, pitiyanqui, escuálida, apátrida porque no comparto las ideas del partido de gobierno al ser expresadas de manera abierta y por otro lado condeno las expresiones de personas que amparándose en una oposición irracional, agreden y afectan lo más sagrado de un ser humano como puede ser la dignidad. Sé que dentro de las filas del chavismo no todo es malo pero ya que son los que están en el poder, es ¿mucho pedirles que depongan un poco esa actitud de conflicto permanente?.

Otra vez estamos a la expectativa, una larga espera por un resultado donde cada bando se dá por vencedor, pero será que independientemente de los resultados... ¿este gobierno se dedicará a gobernar realmente?. Nos hemos convertido en una consigna permanente, un slogan, una frase "robada y secuestrada" de nuestra conversa diaria so pena de ser confundidos y malinterpretados. Señores de la política, devuélvannos nuestra tranquilidad, el sosiego...la Paz.

Comentarios

  1. Estoy contigo.Ojalá todos tuvieran tu sentido común.Un abrazo***

    ResponderEliminar
  2. Un fuerte abrazo igual para tí y nos seguimos leyendo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Iluminando con ideas...

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

EL Centro Internacional Miranda