Viaje hacia el fondo de mi yo interno...


"Se abre el Telón"

El aire es frío y oscuro.
Respiro.
No digo nada, no pienso.
Escucho en silencio
deslizarse las nubes
en torno a mi piel.

Por allá se abre el telón.
No respiro, es sólo un momento
y la vista
se me abraza con el milagro.

Antonio Más Morales

No es fácil el viaje, implica ir ligeros de equipaje, reconociendo de antemano que lo dado por hecho es posible que no lo sea tanto.

Me sentí inmensa, creo que soy presa de una elevación súbita de sustancias químicas dentro de mi cerebro que se manifiestan en la reacción de algunos de mis órganos, como el corazón y el estómago. El primero así sin más ni más se acelera, al procesar pensamientos provenientes de ideas que acabo de recoger del periódico o de algún poema que por azar apareció en la pantalla del computador. El segundo, vibra, crea un pequeño vacío que posteriormente será depositario no sólo del alimento necesario para vivir, sino de las emociones más pequeñas que se proyectan a través de fluidos que parecen rasguñar mi esencia misma.

¿Cómo emprendo el viaje? No es tan sencillo como agarrar una maleta y empezar a introducirle cosas que me permitan administrarme durante el recorrido, nada de eso, cuando viajamos a nuestra internalidad, si es posible, es necesario hacerlo desnudos, sin la vestimenta que cubra nuestros complejos, nuestras debilidades, nuestras pequeñeces.

Este mundo en el cual vivimos se nos ha tornado tan inhóspito porque precisamente vamos cargados con demasiado peso sobre nuestros hombros, o llevamos a rastras una maleta enorme llena de limitaciones y filtros mentales. Hemos perdido la espontaneidad, nos ocupamos mucho de las percepciones externas.

Ahí tenemos a los gobernantes, los políticos de oficio, que se cierran alrededor de sus creencias y dogmas. Se constituyen en propietarios de una verdad que creen debe ser única e indivisible, no contentos con ello en algunos casos pretenden imponer ideologías caducas que mutilan la libertad de pensamiento y nos obligan a padecer el abismo de la exclusión. Parecen tan grandes a nuestros ojos, pero al final del camino arrastran un bulto tan grande sobre sus cabezas que se vuelven insignificantes cuando nos los imaginamos despojados de todo vestigio de poder.

Los cambios no se decretan, cuando se ejerce un liderazgo verdadero en este sentido, sin imposiciones ni órdenes a ultranza se pueden promover todas aquellas transformaciones que más que necesarias, son inminentes. La sociedad en general necesita una revisión urgente, el avance tecnológico y el sometimiento a la velocidad de la información que se sucede a cada instante de nuestra vida obliga a reflexionar sobre nuestro ritmo vital. "Es un tesoro vivir sin prisa" comenta Antonio Más en su espacio virtual y es demasiado cierto, la mayoría de nosotros en ocasiones tenemos esa sensación de que nos llevan empujados y no hay nada mejor que darnos el chance de disfrutar del libre albedrío.

Por eso cuando se habla de viajar hacia nuestro yo interno, no puedo dejar de mencionar a nuestro fuero interno, a nuestros disparadores, a nuestros motivadores. Definitivamente si deseamos cambios, en principio, éstos deben venir de nosotros mismos. Transformar nuestras debilidades en fortalezas, no es una ecuación matemática de fácil resolución, requiere una inteligente autogestión de nuestros talentos, nuestras habilidades y ...escuchar, escuchar y escuchar. Si tomamos conciencia de nuestra esencia, de nuestro ser, el hacer y el tener pueden ser hechos con significado, de lo contrario estamos en la oquedad, en el vacío. Me encanta esta escena de una conocida película mexicana:


Reencontrar nuestro orígen divino ...¡cómo lo hemos olvidado!...

Escucho, leo, aires de confrontación, de guerra y no puedo más que preguntarme ...¿cuándo olvidamos para que fuímos traídos a este mundo? No creo que esa misión sea someter a otros a nuestros designios, promover la desigualdad, la exclusión, dañar a nuestros semejantes, abusar del poder y un largo etcétera que parece no tener fin. Desde mi sueño imposible sigo trabajando por lograr una mínima diferencia en tanta desorientación que observo a mi alrededor.

Viaje ...

Coloca la cabeza en la almohada y se embarca en un viaje del cual no tiene idea. Cierra los ojos y siente que va liviana, sólo a merced de sus conexiones cerebrales. Cree poder inventar escenarios a capricho, total el espacio mental es infinito, donde todo es posible, el límite sólo lo coloca su propia capacidad de soñar. Pero no siempre es cómo lo desea, las palabras vuelan y se escabullen, no logran aparearse en ideas coherentes, en imágenes que reflejen el destino deseado, la ilusión de un pequeño instante. ¿Escribir? ...

Así que el deseo de mutilar una idea peregrina en un escrito, sólo puede hacerlo colocándose frente a la pantalla, pero no desea levantarse, es como recorrer un trecho largo hacia el sitio donde sus pensamientos pueden tener sentido.

Está frente al lienzo luminoso y se resiste a la tentación de fotografiar lo que ebulle en su cabeza, busca en su memoria y recuerda que recientemente alguien le preguntó ...¿cómo dejo de pensar? e internamente sonrió, la interrogante es todo un desafío, sabe que es un constante aprender a gestionar su propia psique, volar, atravesar mundos insospechados pero al mismo tiempo estar pendiente de la conexión a tierra, a la realidad del mundo exterior.

Hoy quiere explotar su esquina del agradecimiento, lanzar su botella al mar, al espacio infinito. No sabe si alguien la recogerá y leerá el mensaje, aún así, desde la incertidumbre, sabe que siempre es bueno viajar a ese yo interno con la certeza de que se lleva a flor de piel la caricia de sentimientos positivos, de deseos maravillosos y de una esencia especial que dignifique su propio espíritu.

Agradece de verdad las lecciones recibidas y las que aún están por llegar ...




Distant earthrise long ago
Lingers at the borders of our minds
Mysteries spinning in the dark
In the frozen emptiness of time
We were lost and we never knew
Who we were or what we left behind
Living half-lives we were blind
To the new frontiers that opened up our eyes
To find our minds were spinning
Souls entwined in a spiral dance
The ancient ways have found us
Again to give us one last chance

Living in this place
Staring into space we find
We might share the corners of our lives
Infinity runs deep
Eternity that we can't keep
Melting through the frozen wastes of time

So we go and will not return
To navigate the seas of the sun
Our children will go on and on
To navigate the seas of the sun
So we go and will not return
To navigate the seas of the sun
Our children will go on and on
To navigate the seas of the sun

We can't go on tomorrow
Living death by gravity
Couldn't stand it anymore
We'll sail our ships to distant shores

Purple gold and blue
Living colors every hue
Flowers in the garden of the gods
No one can ever know
If you never saw them grow
This darkness is really full of light

[Solos]

Well beyond the earth,
Beyond all things that gave us birth
We'll Navigate the Seas of the Sun
If God is throwing dice,
And Einstein doesn't mind the chance
We'll Navigate the Seas of the Sun
Infinity runs deep, eternity that we can't keep
We'll Navigate the Seas of the Sun
Flowers of our souls, purple blue and gold we find
To Navigate the Seas of the Sun
So we know who we are, even in this frozen waste
We'll Navigate the Seas of the Sun
Living in this place, staring into space we find
We'll Navigate the Seas of the Sun
Well beyond the earth,
Beyond all things that gave us birth
We'll Navigate the Seas of the Sun
If Einstein's throwing dice,
and God doesn't mind the chance
We'll Navigate the Seas of the Sun
Flowers of our souls, purple blue and gold we find
We'll Navigate the Seas of the Sun
And who we were before -
Eternity that we can't keep
We'll Navigate the Seas of the Sun.

Comentarios

  1. Me gustó mucho eso de "autogestión de nuestros talentos". Que bueno ha sido leer y disfrutarse tu expresión en este post.

    Saludos,

    Cati

    ResponderEliminar
  2. Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

    - Daniel

    ResponderEliminar
  3. post impresionante. Realmente disfruté la lectura de su blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Iluminando con ideas...

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

Vividora