Espíritu y Extensión


Recuerdo una película de la meca hollywoodense, Ghost (1990) cuya sinopsis  vinculo directamente al título de este post. Este film tuvo un inmenso éxito comercial en su momento y catapultó a sus protagonistas a la dimensión de "estrellas del entretenimiento". (Patrick Swayze, Demi Moore, Whoppi Goldberg)

¿Por qué la vinculación? Lo veo así, en esta película el actor principal es asesinado frente a su novia durante un paseo nocturno por la ciudad. Este acto violento puede definirse como un sicariato ya que fue planificado por un compañero de trabajo que le envidiaba al protagonista (Swayze) el éxito profesional y hasta el amor que tenía, materializado en la figura de Demi Moore. Al morir, inmediatamente se convierte en un ser  etéreo, está condenado a vagar por el mundo como un alma incorpórea, un espíritu sin carruaje, un ente que no encuentra cómo asirse al mundo sensible al no poseer la capacidad de sentir.

En una de las escenas se puede observar cómo Swayze intenta mover una moneda inútilmente con unos dedos simbólicos que sólo son una mera ilusión óptica, hasta que llega en una forma poco amistosa un "espíritu superior" que se encargará de enseñarle estrategias que le permitirán ejecutar esas acciones que eran cotidianas cuando estaba vivo. Simple, sencillo, práctico, no más de allí. El mundo de los sentidos en su vasta extensión lamentablemente al estar muerto le estaba vetado. Particularmente, interpretar esta realidad del protagonista, al ver cómo el sueño de vida en común con su pareja ya no era posible, me causaba una impotencia enorme y dentro de la visión romanticoide me sentí totalmente seducida por la trama.

¿Espíritu y Extensión? Asocio directamente los términos a René Descartes, el padre de la filosofía moderna, quién sentó las bases del edificio metodológico de la ciencia a través de su famosa obra "Discurso del Método". Para este pensador, nacido en el siglo XVII, la razón era el principio fundamental de la existencia, de allí su emblemática frase "Cogito ergo sum" (Pienso, luego existo), además, de una manera muy similar a Platón, se orientó por un paradigma dualista centrado en el alma y el cuerpo. 

Para Descartes la razón es el espíritu, nuestra alma, por el contrario, la extensión es el cuerpo que envejece, el conjunto de órganos agrupados en sistemas que le dan movilidad a nuestro ser interno y que con el pasar del tiempo se degrada. ¿Acertó? De manera general y desde lo anteriormente señalado tiene sentido lo concluido por este pensador de la época barroca, aunque me cuesta aceptar una visión tan mecanicista de la realidad. ¿Es posible en la totalidad de los casos desentendernos de nuestros pensamientos en relación con la materia? Estoy clara, 2+2 siempre será 4 aunque esté enojada o feliz, lo que pasa es que no siempre ese mundo abstracto puede amoldarse a mi sentir.

Volviendo a Swayze, éste sentía una frustración enorme al no poder sentir a su novia como cuando tenía un cuerpo material y es por ello que en una de las escenas más empáticas de la película, Goldberg le ofrece su humanidad para que la posea "espiritualmente" y de esta manera pueda comunicarse a través de la piel. ¿Cómo eludir los sentimientos y que éstos no repliquen de alguna manera en el sistema extenso? ¿Realmente el alma está totalmente libre de la realidad corpórea? ¿Cómo desentenderme del vehículo que canaliza mis emociones? Para Descartes, las emociones negativas como la duda, el resentimiento y el odio forman parte de esa realidad extensa que el alma debe canalizar absolutamente desde la razón. ¿Será así? Existen detractores a esta postura, contemporáneos con este pensador como Leibniz o Spinoza y ya desde tiempos más actuales, Edgar Morin, el pensador francés, desmonta toda esta teoría determinista proponiendo una visión más holista de nuestro entorno, donde diversas variables actúan de forma conjunta y global influenciando el resultado o las salida de un sistema o circunstancia determinada.

Me asalta sin querer esta inquietud, el cuerpo envejece, no así el espíritu porque es intangible, no puede palparse y mucho menos medirse, sólo demostrarse a través de nuestras acciones, entonces, ¿vivimos a través de nuestro cuerpo en una especie de prisión simbólica?  Veamos ...

*****////*****

Alma,  movimiento y poder


No estar en la situación de Swayze en la película Ghost, me orienta a afirmar que poseo el don de la vida y que a través de los sentidos puedo apreciar todo lo que sucede a mi alrededor. El cuerpo es el vehículo de mi espíritu, sin caer en posturas de carácter religioso o místico, este señalamiento me permite  afirmar que el libre albedrío es por consiguiente, todo un desafío. Mi espíritu no puede volar si no lo hace mi cuerpo, en este mundo terrenal estoy atado a mi carruaje, dejo de ser el yo originario si pierdo el medio que le ofrece sentido a mi existencia. En un artículo del sociólogo chileno Fernando Mires ¿Por qué los Castro no dejan viajar a Yoani? en alusión directa a la postura que el totalitarismo cubano ha asumido con la bloguera Yoani Sánchez, encuentro parte del sentido de toda esta reflexión sobre el espíritu y la materia de Descartes.

Por otro lado ¿Cómo interviene el poder en toda esta exposición de ideas? Simple, y me llegó de manera muy esclarecedora cuando Mires en el artículo mencionado más arriba afirma que "el poder es poder sobre otro", es decir, es necesario, imprescindible, la existencia, la vida, para que pueda ejercer mi autoridad sobre otros. Mi cuerpo de esta manera puede constituirse en el retén de mi espíritu, pero también es la excusa perfecta para que sistemas dogmáticos impongan su poderío sobre mi humanidad, de lo contrario ¿qué tendrían? Incluso, Mires trae a toda esta reflexión las ideas del pensador francés Michel Foucalt, cuando éste último señala que el poder tiene la facultad de vigilar y castigar ¿a qué? al cuerpo, a esa extensión material que aprisiona el espíritu. De esta manera el aparataje político de un sistema irracional, impone cadenas que limitan la movilidad, el traslado, el viaje físico, de la extensión del alma.

El poder en esencia posee una connotación filosófica hacia la opresión y es por ello que se afinca en los aspectos más vulnerables de la condición humana como son los  religiosos, políticos, económicos, sociales y culturales. ¿Es el contra-poder la respuesta efectiva? Tantas batallas se libran de forma material y simbólica  en la actualidad, cuando los cuerpos oprimidos no encuentran el espacio que les permita expresar libremente esa razón de Descartes mencionada anteriormente  ...el alma.

Sin embargo, ¡Ah! ... no puedo evitar contagiarme de cierto idealismo mágico al concluir que en mi yo interno encuentro la ruta para la liberación. ¿Retórica? ¿Sopita de pollo para el alma? ...puede ser, ¿y entonces como se define el momento frente al lienzo de la pantalla, cuando las palabras se convierten en el vehículo perfecto de los pensamientos? El cerebro, los ojos, los  dedos que teclean frenéticamente el teclado ..¿no cuentan? 

Imagino una situación extrema, como cuando eres víctima de esa "expropiación individual" que menciona también Mires, no sólo política, sino desde la violencia de sustraerte por motivos oscuros de ese entorno que le otorga sentido a tu existencia ¿qué persigue el poder en ese caso? Tanto el gobernante autócrata como el malandro sin escrúpulos buscan asentar su dominio, anulando la esencia propia del individuo, al reducir el cuerpo a un simple medio que puede ser utilizado como muestra de las miserias de una supremacía que sólo puede castigar con eso, aprisionando la extensión del alma.

*****&&&*****

Venimos del abismo ...


para aprender a amar y a cómo vivir ...



Comentarios

  1. Es el gran tema, el que, de una forma u otra, nos inquieta a todos los humanos desde el inicio de los tiempos. ¿Continuará nuestra esencia, nuestra alma, cuando nos abandone nuestro cuerpo? Quien diga que no le ha preocupado esta cuestión, miente. Tenemos hambre de eternidad, de no perecer nunca. De mala manera aceptamos la muerte física, porque no nos queda más remedio, pero nos resistimos a que nuestra sustancia más verdadera, la que no se ve ni palpa, se pierda para siempre.
    Una entrada bien interesante, Sol.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Iluminando con ideas...

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

EL Centro Internacional Miranda