El arte de pensar (II)


Pensamiento libre ...libre pensamiento ¿en qué consiste? 

A mi manera de ver las cosas es la capacidad de analizar el entorno, procesando información, asociando ideas ¿de qué forma? pudiera responder que desde la libertad que menciona, es un pensamiento que vuela en forma crítica y cuestionadora, que lucha en contra de la obediencia indulgente, esa obediencia ciega que compromete la dignidad humana ¿Objetivo? En principio creación de conocimiento, ya sea desde la perspectiva del saber cotidiano (doxa) o del científico (episteme), aunque desde una forma enaltecedora su misión es el descubrimiento de nuestra capacidad para vivir en colectivo asumiendo los más elementales principios de justicia y tolerancia.

Parto de la premisa anterior para agregar que desde la visión hologramática propuesta en la primera parte de este tema, agradezco a Addax su aporte relativo a cierta distinción que podría existir entre el ejercicio de pensar para construir conocimiento producto del análisis de fenómenos externos, como es el caso que expone el párrafo de inicio o si en otro orden de ideas, estamos inmersos en un proceso introspectivo de autoconocimiento. ¿Necesariamente el proceso cognitivo para comprendernos mejor como individuos debe ser el mismo que utilizamos para conocer al mundo que nos rodea? Veamos ...

El profesor Emeterio Gómez, desde hace meses, a través de medios periodísticos así como en su blog, clama y reclama por un quiebre de la filosofía y de las bases que sustentan el pensamiento occidental tal como ha sido concebido a través de la historia. En sus planteamientos se remonta al legado platónico, reprochándole a su creador el camino asumido como basamento de su pensamiento filosófico, cuando  escoge a Parménides con sus principios de que nada cambia contra los de Heráclito que desde la acera opuesta expone que todo cambia. Platón se ve influenciado por el primero debido a su maestro Sócrates,  éste último  conoció a Parménides en su juventud y aprendió mucho de él. 

Así mismo, Bertrand Russell un connotado pensador del siglo XX afirmaba sobre este particular que los planteamientos metafísicos de Heráclito eran lo suficientemente dinámicos como para cautivar al más conspicuo de los pensadores modernos, aun a pesar que desde su propia creencia éste pudiera admitir la existencia de algo duradero. Russell le endilgaba cierto aura "Nietzscheniano", que lo orientaba a una actitud algo orgullosa y despreciativa. ¿Será esto realmente lo que seduce al profesor Emeterio?

Por otro lado, Parménides representa a través de su legado la tranquilidad, el sosiego, que desafía al imperio del tiempo. Sus principios representan el asidero justo que afanosamente buscan la ciencia y la filosofía, cuando tratan de evadir los dictámenes del flujo perpetuo ¿qué significa esto? Recuerdo un documental del físico estadounidense Carl Sagan, perteneciente a su maravillosa serie Cosmos, cuando señalaba que vivimos en un mundo medianamente estable, y colocaba como ejemplos el lugar por donde se asoma y se oculta el sol de forma invariable todos los días, el lanzar un pedazo de madera por los aires y esperar su inevitable caída, en fin, si esto no sucediera de esta forma, pues sería imposible hacer ciencia. Llegamos al punto entonces ...

Tomo nuevamente algunas ideas de Bertrand Russell como apoyo, cuando expresa que la filosofía y  agregaría que la ciencia también, de forma muy íntima están en la búsqueda de lo permanente, lo perdurable. Podría catalogarse como un sentir muy profundo de protección, es como encontrar ese refugio, ese hogar que ofrezca confort y seguridad, es algo así como lo describe Jostein Gaarder en su libro el Mundo de  Sofía cuando define esta búsqueda de lo eternamente verdadero, lo eternamente hermoso y lo eternamente bueno, como el sustento, la base para edificar una construcción acogedora que me permita desenvolverme con éxito dentro de sus límites (paradigma). No es reprochable desde ese punto de vista, ahora, ¿refleja necesariamente la realidad? Parece que no y a las pruebas me remito. Creo haberlo comentado en escritos anteriores, la ciencia como reflexión científica tiene demasiados asuntos pendientes que no le han permitido encontrar respuestas contundentes a problemas que realmente nos acosan. ¿Cómo explicar la serie de artículos de Martín Caparrós denominados Proyecto Hambre utilizando las pautas del método científico? ¿Encontraríamos justificación? Es sólo un ejemplo.

Vuelvo al profesor Emeterio y su decreto a muerte y sólo me permito comentar que desde la flexibilidad de pensamiento que debe caracterizarnos como vía a la tolerancia, encuentro y abrigo sus ideas con la simpatía y el respeto de quién no ha llegado a semejantes conclusiones de manera fortuita, sin embargo en ese afán de cobijo mencionado con anterioridad, reivindico el significado profundo de la palabra filosofía ... amor por el pensamiento y creo que ese vínculo no debe proclamarse como muerto. Sigo en ruta con mis reflexiones, ya que en ese tránsito de autoconocimiento y como bien lo compartió Addax en el post anterior, el ejercicio amerita ciertas consideraciones que no orientan necesariamente a la logicidad de Parménides.

No hay dudas, el pensamiento es un "Castillo de Maravillas" ...

"Al estudiar a un filósofo, la actitud adecuada consiste
en no profesar ni adoración ni desprecio, sino más  
bien una especie de simpatía hipotética, hasta que
sea posible ver lo que deba creerse de sus teorías ..."
Bertrand Russell
"La  Historia de la Filosofía Occidental"
Tomo I
(p. 90)



Comentarios

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

Vividora