Palabras

Caja de Pandora - René Magritte

Vuelan una y otra vez en mi lengua, golpean, martillan, en ocasiones laceran, son una suerte de pequeñas avispas que aguijonean e inflaman el músculo del habla, que se resiste una y otra vez.

¡No puedo liberarlas! Simplemente no puedo, demasiada esclavitud en ciernes, cadenas que aprisionarían mis pensamientos en un alrededor inhóspito que observa ansioso la caída.

Los símbolos son insistentes, recurren a artimañas ante los cantos de sirena que escuchan entre los dientes, quieren despejar la realidad, horadarla, extenderla y ¿por qué no? …purificarla. Demasiada pretensión.

Ahora es imposible, hay que morderlas, aprisionarlas, sostenerlas de algún modo, que la cavidad bucal sea la prisión expectante, simplemente eso  …ya habrán mejores tiempos para dejarlas volar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

Vividora