Odio ...¿por qué tu empeño?



"El odio, en consecuencia, no es individualista sino generoso e inclusivo, acogiendo a muchedumbres con un solo aliento. Sólo en las novelas se nos dice que es hermoso morir por amor; y usualmente el héroe más digno de ser emulado es aquel que encuentra su fin al derrotar al villano —el odiado enemigo—." Umberto Eco


No entiendo el odio, me cuesta encontrarle sentido, a pesar de ello debo aprender a administrarlo. Puedo decir que el término desde una concepción simple es el reverso del amor, de allí que sustente a la famosa frase que reza algo así como que "del amor al odio, sólo hay un paso".

Sobre el término el diccionario es enfático (no podía ser de otro modo): "Sentimiento de aversión y rechazo, muy intenso e incontrolable, hacia algo o alguien". 

Así estamos, muy a mi pesar, así estamos, e insisto no logro comprenderlo.

¿Por qué se ha incubado dentro de nuestra sociedad de esa forma? ¿Por qué aquellos llamados a promover la conciliación y el encuentro, mantienen una posición de enfrentamiento y confrontación permanente hacia todos aquellos que no interpretan la realidad de la misma manera? ¿Por qué profesar un credo, ideología o postura sobre un tema en específico, automáticamente me convierte en un ser superior, donde el "otro" es un estorbo si no está de acuerdo con los principios que defiendo?

El odio aniquila, corroe, desprecia, humilla. ¿Cómo puede justificarse que sea inoculado de manera tan impune desde las alturas del poder? 

¿Qué viene de vuelta? Lava caliente, más líquido corrosivo ...un desprecio infinito que asusta.

¿Esta es la única vía que se le puede proponer a una sociedad que clama por paz? 

Tú contra mí ...ellos contra nosotros ....ustedes contra ellos, no importa, el resultado es el mismo: ODIO.

¿Cómo exorcizarte? ¿Cómo darte de baja de nuestras vidas? ¿Cómo inmunizar a la humanidad de tu efecto tan devastador?



Wislawa Szymborska, la recientemente fallecida poeta polaca, en una entrevista que concedió expresó: 

Tengo un poema sobre el odio, que es verdaderamente un sentimiento del siglo XX, el más fuerte, el que encuentra más seguidores. Y eso es algo horrible. Quizá en algún momento fue necesario pero ahora el odio es un sentimiento horrible. Aunque parece más fácil que un loco propague sus ideas con los nuevos medios. Antes, alguien llegaba y se subía a un cajón en una plaza y se ponía a hablar con un megáfono... Todo era más pequeño.

El odio - Wislawa Szymborska

Qué ágil todavía.

¡Qué bien está!

En nuestro siglo el odio
que fácilmente libra los mayores obstáculos.

Saltar y asaltar, qué fácil le resulta.

No es como los otros sentimientos,
más viejo y a la vez más joven.

Crea él mismo las causas 
que le dan la vida.

Aun si duerme,
nunca descansa en paz

Sin trabajar, no pierde las fuerzas: las recobra.

Religión o no religión

Basta con hincarse al arrancar.

Patria o no patria

Con tal de levantarse para correr.

Tal vez un poco de justicia al principio.

Después ya a toda prisa.

El odio. El odio.

La cara se le deforma 
en el éxtasis del orgasmo.

Allá los otros sentimientos
malhadados y torpes.

¿Desde cuándo la fraternidad
cuenta con multitudes?

¿La compasión alguna vez
llegó primero a la meta?

¿Cuántos aficionados se adhieren a la duda?

Sólo el odio secuestra y sabe su negocio.

Capaz, inteligente, laborioso.

Para qué mencionar los cantos que ha compuesto

Las páginas de la historia que ha escrito.

Las mutitudes que ha extendido como alfombras
sobre las grandes plazas y los estadios.

No hay que engañarse
puede crear bellezas.

Sus fulgores nocturnos son hermosos.

Explosiones humeantes en rosa del alba.

Son grandiosas las ruinas no puedes negarlo.

Ni el humor desarmante
de una columna solitaria que se alza entre ellas.

Es el maestro del contraste
entre el cosquilleo y el silencio,
entre la sangre roja y la nieve blanca.

Y ante todo nunca te aburre
el móvil del escrupuloso asesino
sobre la víctima deshonrada.

Siempre dispuesto a las nuevas tareas,
si es prudente esperar, espera.

Dicen que es ciego. ¿Ciego,
con los ojos agudos de francotirador, 
con la seguridad con que mira el futuro?

El mismo

Wislawa ...es cierto, no es ciego, tiene una seguridad que espanta y acongoja la disposición que posee a la creatividad del discurso que divide, que escinde, que emplaza a la lucha permanente.

Por favor ...necesitamos una tregua ...¿es posible que desde el reconocimiento de  nuestra mortalidad, orientemos la vía hacia  la humildad? ¿por qué desperdiciar el ratico en este planeta, donde en algún momento del camino estaremos expuestos a dolores corporales que nos recuerdan  lo frágil de la existencia, maldiciendo, invocando, anunciando el mal del otro?

Dudas y más dudas ...Odio ...ya está bueno



"...me sentí atrapado en la caldera del odio"





"Estamos obligados a luchar enérgicamente contra todos los eventuales gérmenes de odio colectivo." 

Václav Havel - Escritor, dramaturgo y político checo

 "Cuando odias a una persona, odias algo de ella que forma parte de ti mismo. Lo que no forma parte de nosotros no nos molesta."


Herman Hesse - Escritor suizo de orígen alemán



Comentarios

Entradas populares de este blog

Tener la sangre dulce

Puentes como liebres

Vividora